Esperar en soledad

 
img411/4995/soledadjl4.jpg
 
Travesía de un desierto infinito, condena  de mil años, viaje al fin del
mundo, destierro eterno, esa ha sido mi soledad, inmensa, aterradora.
Yo, desnudo, abrazado a mi propio cuerpo, tiritando, solo, vulnerable, falto de ti,
exhasuto, resistí, te esperé tejiendo y destejiendo el jersey de nuestro
amor, yo, vida mía, viví tu ausencia con tu recuerdo a flor de piel, sordo
ante los cantos de sirena, reviviendo nuestro cariño, construyendo un mundo
de sueños para que algún día se haciesen realidad, amueblando mi corazón con mi
cariño para acogerte cuando vuelvas.
Te esperé, la espera es la antesala del amor, te esperé purificando mi
cuerpo y mi alma para recibirte y fundirnos en un abrazo eterno.
Yo, hombre mortal, en este día que aún espero, declaro solemnemente, que te
quiero.
Porque tú jamás te fuiste de mi, incluso cuando no te conocía.

 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Esperar en soledad

  1. Unknown dijo:

    ¿Sabes lo que existe entre el suelo y el cielo???
    TÚ…
    No lo olvides…
    Deja que la soledád te declare su amor..
    Pero no dejes que se convierta en tu amante.
    La última frase es una de las mas bonitas que he leido..
    escuchado..en mi vida..
    beso  Pedro.
    Ójala esa declaración sea sentida por ella.
    Muakis
    Leni

  2. ANTONIA dijo:

    Estoy muy convencida, si ese texto tan poético y tan sentido se lo dices a tu amada de tú a tú, tu soledad dejara de ser tal, nadie se puede resistir a la belleza de esos sentimientos. Lo peor es que los demás perderemos la pureza  de un amor hecho poema. Dicen que la soledad, el amor y la lucha interna de los sentimientos, hacen en el artista fluir arte y creaciones hermosas. Gracias por regalarnos algo tan vello. Besos Antoñi  

  3. Estrella dijo:

    Dicen que Dios (o ese ser superior en el que unos creen) aprieta pero no ahoga. Cuando se ha vivido solo, como en un desierto, carente de compañía y del más mínimo gesto de afecto, esa realidad hace que se disfrute de cualquier gesto de cariño, de cualquier detalle que se reciba del otro. Quiero creer que cuando se está pasando una mala racha nunca es tan tan mala como para no atisbar un rayo de esperanza de que lo bueno llegará, como por ejemplo alguien con quien compartir un pensamiento, un libro, una canción, un logro personal, una imagen, una película, una fotografía, un comentario en un blog….
    No sé si es verdad que existe un alma gemela por ahí perdida pero espero encontrar la mía y que tú encuentres la tuya, o igual ya la hemos encontrado y no nos hemos dado cuenta jaja, paradojas del destino no?
    Me encantaría que alguien me dedicase unas palabras tan maravillosas como las que has escrito
    Besos de café con leche

  4. A dijo:

     
    Esperar, esperar…
    Casi odio esa palabra.
    Yo he esperado todo, y he esperado siempre.
    A veces me he sentido la eterna Penélope, y la odio.
    Y es que yo he esperado sin nada que esperar…
     
    Suerte, mucha suerte!
     
     
    Besos!
     
     
    Äfrica
     

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s