Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla

 

¿Quien soy yo?, me pregunto muchas veces. Aquel niño que vivía una infancia feliz en un pueblo pequeño de la Andalucía mas pobre, creció y pasó a estudiar en la capital de la región y luego a la capital de España. Ese niño luego trabajó y viajó por muchos lugares y conoció a gente de diversa cultura y raza.

Ese niño se enriqueció con esa vida y aprendió muchas cosas. Sobre todo a saber que el ombligo del mundo no es tu tierra pero que la quieres porque es la tuya no porque sea la mejor.

Y por mucha formación recibida cuando voy a mi pueblo, ceceo continuamente, digo palabras típicas de allí como “estirazao” o “amocafre”, me indentifico con las calles y plazas que vio mi niñez, paseo por el cementerio buscando la paz que me da el saber que estoy rodeado de mis antepasados ( mi madre, tumba por tumba me los ha presentado a todos), degusto la excelente morcilla de hígado y bebo la calcárea agua de manantial que abastece al pueblo. Me gusta además como me llama “Perico” todo el mundo. Solo los de mi pueblo me llaman así.

Todavía esté donde esté cuento las épocas del año por las cosechas y según llueva o no se si el trigo crecerá espeso o se agostará, si la remolacha irá bien o si el aceite de oliva será de baja acidez. Porque yo mucha tecnología, mucho idioma y mucho viaje pero soy mas del campo que las amapolas. Y a mucha honra. Porque uno, sobre todo es aquello, que asimiló cuando era niño.

 

    

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla

  1. Estrella dijo:

    y yo de Sevilla y olé!!!! Estuve  a punto de quedarme a vivir en Inglaterra pero… al final decidí quedarme en Sevilla y sus alrededores, ya sabes pertenezco al club de las adosadas, en realidad de las pareadas. Pero no tengo esa consciencia de pertenecer a un sitio en concreto. Sí me siento española frente al resto, aunque me siento europea. Me gusta que no hay fronteras. Adoro la libre circulación. Me encanta que haya una moneda común, no tener que cambiar divisas, ni usar el pasaporte. Ojalá no existieran fronteras!!!!!

  2. JImena dijo:

    !Qué bonita la foto de tu pueblo con esa escalinata!
    Y esas casitas blancas, el castillo…
     
    Los reencuentros con el pasado más lejano, los recuerdos
    de infancia, son tan lindos, parece que todo sucedió en un
    cuento y toda la gente cuando te vé volver, parece que te
    quieren y añoran de verdad.
     
    Yo tambien me siento orgullosa de mi pueblo, cada vez que
    voy no me dejan andar dos pasos sin besarme, preguntarme
    como paparazzis y me ponen al corriente de lo acontecido.
    !Es una gozada!
    !Me encanta la sencillez de los pueblos y la generosidad de sus gentes!.
     
    Gracias por recordarme de donde vengo, los ojos me echan "chirivitas".
     
    Un besote

  3. ANTONIA dijo:

    El mayor desconocido es uno mismo y se tienen días, al entrar hoy aquí me fui no sabia que decir, me identifico mucho con los sentimientos que expresas aquí, pero me producen tristeza. Yo también soy un alma que se siente libre en el campo, en el campo donde crecí, ahora cuando voy nada es lo mismo, faltan muchas personas que fueron cruciales en vida y allí las echo muchísimo de menos, no encuentro la niña que fui y que aparece con nostalgia desde la distancia. Ya nada es lo mismo el tiempo pasa y lo renueva todo y se lleva con el esencia más vital de lo que has sido, tienes que caminar hacia adelante y encontrarte en el presente y el futuro y no perder nunca la ilusion y a veces eso es muy difícil. Gracias por este texto , un beso Antoñi

  4. Unknown dijo:

    Pués si…por suerte o por desgracia es así…La infáncia marca.
    Yo la tube entre algodones hasta cierta edád y entre piedras hasta otra…
    Por eso me siento felíz en cualquier parte…
    Y hay cosas que directamente prefiero olvidar..
    Mi infancia son recuerdo ya veces pesadilla..
    Jjajaja…A lo mejor por eso ahora es cuando mas imagino
    y cuando mas sueño..
    Muy bonito tu pueblo…¿Coria?..
    Beso
    Leni

  5. A dijo:

     
    Y un huerto claro donde madura el limoreno…
     
    Quién eres tú o yo?
    Pues eres tú y tus circunstancias.
    Tú eres el niño, el adolescente, el hombre,
    eres tu experiencia, tu alma, tu pensar, tu sentir.
    Eres todo.
    Eres tantas cosas como momentos.
    Eres tantas cosas como pensamientos.
    Eres tantas cosas como sueños.
     
     
    SV
     
     
     

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s