Los seductores

 

Mucho se ha escrito en la literatura universal sobre la seducción relativo a personajes imaginarios como a reales. Generalmente se ha hecho foco en la seducción amorosa y moralizando las funestas consecuencias que aquella trae.

Desde Giacomo Casanova, una especie de consolador con patas precedente de Rocco Sigfredi o de Nacho Vidal, pasando por burlador de Sevilla o Don Juan Tenorio el seductor de féminas obsesionado por los retos y por los récords. A mi me gusta la hisotria de don Miguel de Mañara, personaje sevillano que existió en la realidad, crápula que a la vejez se dedicó a ayudar a los necesitados, fundando el Hospital de la Caridad algo muy español. Quizás Antonio Machado se inspirara en ese personaje para escribir su poema de Don Guido tan bien cantado por Serrat.

La lista de mujeres es también abundante: La princesa de Eboli, Catalina de Rusia, Mata Hari, etc.

En política la seducción, va en otro sentido, pero es de capital importancia. Hay nombres míticos con John F. Kennedy que lograron seducir a las masas de votantes mediante su magnetismo personal. Este además sedujo a muchas mujeres y es que el poder político  es un atractivo extra, que se lo digan a Bill Clinton.

En los medios de comunicación también tenemos a los seductores llamados “comunicadores” que ofician el papel de sacerdotes laicos para “pastorear” a las masas mas influenciables y “orientarles” en todos los ámbitos de su vida: que comprar, que vestir, en que creer, a quien votar, etc..

Todos los casos citados hasta ahora buscaban un beneficio propio, desde ganarse la vida, cultivar la egolatría, conseguir poder, etc.

Yo creo que existe, también una seducción, llamémosla blanca o buena que es la que emplea la persona que dedica esfuerzos en ser amable con los demás aportándole su granito de felicidad y que, a diferencia de las anteriores, no persigue ningún beneficio salvo la satisfacción propia del individuo. Hay numerosos casos famosos en la historia y por citar diría que Teresa de Calcuta, el doctor Alfred Schweitzer o el mismo Jesucristo. Y es que ofrecer parte o toda tu vida en

ayudar a los demás es la seducción más bonita. Aunque no te hagas famoso ni obtengas ningún beneficio material.

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Los seductores

  1. Ana dijo:

    Estoy absolutamente de acuedo contigo. Hay gente, afortunadamente que seduce para hacer el bien y eso es de agradecer. Los nombres que has dado son perfectos. Buen fin de semana. ANA

  2. leni dijo:

    Si….Es maravilloso tener esa capacidád de dar sin pedir nada a cámbio.
    Aunque a veces uno debería de volverse egosita y querer que le seduzcan
    para hacerle felíz a él…
    Claro que encontrar a esa persona  sería muy difícil…
    Y si se encuentra entramos en el terreno del amor recíproco.
    Me ha encantado el video (la música la conozco).
    Aunque bailar con una piedra es muy triste.
    La imagen me parece inceible¡¡
    (la tenia que haber encontrado yo antes..jajaja)
    Felíz finde.
     

    El amor es el mismo,no declina, no cambia;existe en nuestro pechodesde lejana infancia;nos saca de la cuna,nos hiere con su espada,nos da siempre el venenoque vivifica y mata;zumo que nos agobia,licor que nos exalta;el ardor que consume,la ceniza que apaga.El amor es el mismo,sólo busca una cara.siempre es lo mismolo que esperas;siempre es lo mismolo que amas.
    beso
    leni
     
     
     

  3. Eva dijo:

    El arte de la seducción…con el se nace,
    y quien posee el don, puede usarlo de manera diabólica convirtiendonos en victimas,
    o por el contrario llenar vacios y desarmar la maldad, para tenderle las manos al niño que da sus primeros pasos.
    me ha gustado esta entrada, y la foto tiene algo especial que gusta y atrae, como la seducción.
    un abrazo.

  4. pili dijo:

    tienes razon… gracias a dios hay gente aun capaz de seducir al bien, porque lo de seducir por beneficio propio tengo comprobado que no lleva a buen puerto…
     
    por cierto, ¿de que peli es el corte?

  5. Pedro dijo:

    El vídeo es de la película "Casanova" de Federico Fellini

  6. A dijo:

     
    Pero….
    Se nace seductor, o uno aprende?
    Creo que son casos diferentes. Hay personas con ese atractivo,
    ese don de seducción en todos los ámbitos, y ni siquiera ha
    buscado nunca serlo. Hay personas que te atraen como un imán,
    por la simpatia, por la cercanía que desprenden, por otras muchas
    cosas.
    Y luego, los que aprenden a seducir, a conquistar para los fines
    que se propongan. Esto creo que es la política, la diplomacia,
    la picardía, el timo….
     
    Es difícil ser atractivo si no es por naturaleza. No todo el
    mundo lo consigue.
    Y luego están los que son atractivos por naturaleza y emplean
    esto para medrar…
     
    En fin, podríamos hablar mucho de eso y de ciertos ejemplos,
    pero bueno, tampoco vengo yo aquí a escribirte otra entrada, jajaja!
     
    Un beso…te seduce?
     
     
    SV
     

  7. Normis dijo:

     Y eso es lo que tenemos que valorar amigo , la seduccion blanca o buena , la de aportar nuestro granito de felicidad ,
     aunque siempre exista gente que no le interese , …
     un abrazo grande y lindo viernes "
     NORMIS 

  8. ANTONIA dijo:

    Seducir, creo que todos lo hacemos de alguna manera, unos lo logran fácilmente y otros les cuesta más, unos son conscientes de que lo hacen y otros no. El que seduce de manera  consciente, quizá yo le encuentro menos atractivo, menos natural esa seducción, aunque debo reconocer que hay verdaderos artistas en la materia. En cambio hay personas que no tienen conciencia de su capacidad seducción y esas atrapan más que las otras, por que no es algo planificado es algo innato es como un halo que le envuelve y te engancha sin que puedas evitarlo… Esta entrada es un buen tema, es quizá lo que más mueve y engancha a las personas  a veces positivamente y otras negativamente, es interesante meditar hasta que punto la capacidad seducción  de unos, engancha a otros volviéndolos las marionetas de los primeros y también ese sentido de ser libres, donde se nos queda cuando dependemos anímicamente o afectivamente de otra persona o otras personas… también me pregunto, que diferencia puede haber entre sentirte enamorado o seducido?…. también, para enamorarte necesariamente tienes que ser seducido o son cosas distintas?… un beso

  9. Estrella dijo:

    tu seducción blanca a mí me parece más una entrega sin esperar recompensa, un darte a los demás sin esperar nada a cambio. No lo definiría como seducción, palabra que parece tener una connotación negativa. Me gusta las personas que dan, porque suman, y luego encuentran que en los momentos de dificultad reciben sin pedir. No me gustan las personas que te piden y te agotan. Los seductores "negros" afortunadamente cada vez son más torpes y se descubren más fácilmente. Pero me fastidia tremendamente la gente que se aprovecha de las carencias de los otros para hacer que las van a suplir y una vez que consiguieron su objetivo abandonan a esas personas que quedan heridas durante mucho tiempo, si no lo quedan para siempre por el abandono.
    Hasta otra seductor del lenguaje

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s