El fin de aquella España cañí

   

Un verano mis padres tomaron una decisión que marcaría mi vida: pasaríamos un mes de verano en una playa. Pero no, no era en la de Valdelagrana en el Puerto de Santa María ni Chipiona ni Punta Umbría losl ugares clásicos de la burguesía sevillana, no, nos íbamos a la Costa del Sol, concretamente a Marbella.

Mi padre alquiló un apartamento en una urbanización próxima a la playa y con piscina. Un sueño para mi que era la priemra vez que veraneaba fuera de mi pueblo.

Aquello fue un cambio radical porque comencé a ver un mundo muy distinto al de mi pequeño pueblo. Descubrí a los llamados “ turistas extranjeros” y las diferencias con los nacionales eran notables. En primer lugar llamaba la atención la profusión de cabellos rubios, pero rubios de verdad sin teñir, y los ojos azules. Y su piel blanca lechosa y con pecas. Luego también chocaba que muchas de las extranjeras de edad madura no estaban gordas, es mas poseían bonita figura, porque en aquella época muchas españolas al llegar a la edad madura descuidaban su figura y se ajamonaban. Los extranjeros consumían mas que nosotros y comían a una horas muy extrañas. Bueno comer comer como que no porque se contentaban con hamburguesas, perritos calientes e ingentes jarras de cerveza.

Los primeros días en la playa tenía los ojos abiertos como globos porque muchas extranjeras iban sin la parte de arriba del bikini y aquello me producía una mezcla entre desasosiego y atracción que me ponía muy nervioso. Estaba seguro que aquello era pecado y que yo pecaba también al mirarlas. Luego en el pueblo el cura me dijo que si pero lo arregló con un par de oraciones de penitencia.

Confieso que pese a mi tierna edad me atraían aquellas vikingas pero, no sabía que decirles porque no entendía su idioma. Además las españolas eran ariscas y esquivas, siempre muy desconfiadas. Así que a mis doce añitos decidí aprender idiomas porque así podría ligar mucho mas aunque a mi padre se lo vendí como algo bueno para mi formación y lo convencí porque decidió mandarme algún verano a Francia a lo que se opuso mi madre que pensaba que aquel era un país aquel lleno de concupiscencia y libertinaje, no como el nuestro que era la reserva espiritual de occidente. En fin que aquello se frustró.

Me recuerdo buceando para coger coquinas, o saliendo con mis padres a comer chanquetes un pescado que ya no se ve, o los espetos que son las sardinas hechas arte.

También recuerdo que un día de verano siempre lo aprovechábamos para ir a Ceuta en un barco que salía desde Algeciras. Allí en Ceuta vi a gente de chilaba y a mujeres con la cara tapada, gente que me daban miedo. Comprábamos a manos llenas multitud de cosas muy baratas pero que la mitad se averiaban al poco como mecheros, relojes, etc. También por la calle nos querían vender una cosa que llamaban chocolate pero que pensaba, por la cara que ponía mi padre, no debía ser del bueno porque él lo compraba en una tienda de alimentación de productos británicos.

Vinieron muchos veranos mas y fui experimentado como cambiaba nuestro país y nos íbamos pareciendo, para bien y para mal, a aquellos extranjeros. Ya nunca mas seríamos eso de "España es diferente”.

 

 

   

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a El fin de aquella España cañí

  1. Estrella dijo:

    No confundas retraso con perder la esencia. En la época que describes (anterior a la mía, por supuesto)éramos una panda de catetos incultos. No es que hayamos avanzado mucho pero ahora se nos nota menos. España sigue siendo diferente porque trabajamos para vivir, disfrutamos del presente, tenemos un clima envidiable, una diversidad que nos enriquece. Cosas todas difíciles de encontrar todas juntas en otro país. Además tenemos un carácter que atrae al extranjero. Sólo nos falta invertir más en educación, evitar que nuestros cerebros huyan a países más civilizados y que no sea tan difícil triunfar en tu país. Son muchos los casos de personas que tienen éxito en el extranjero y que aquí no son valoradas. Mientras aquí triunfe la cultura del pelotazo y valgo tanto como dinero tengo… así nos irán las cosas.
    Besos patrióticos

  2. Normis dijo:

     Que lindo que compartas estos recuerdos con nosotros , y la gente cambia , los paices cambian , las costumbres , constantemente , no conozco España pero es uno de mis sueños , algun dia quizas …
     un abrazo grande !!!
     Normis

  3. leni dijo:

    Pués yo el año pasado fuí a Marbella y el primer día tenia los ojos como brótolas¡¡¡
    ¿Por qué no miramos un poquito más a esos paises de los que nunca se habla,llamados
    subdesarollados?.Sabriamos valorar más lo que tenemos.
    (desde luego Pedro estás en la picota…jajaja)
    A ti es que te va la marcha…
    Y yo que pienso que algunos temas deberín hablarse cara a cara y en directo¡¡¡
    Será que he viajado demasiado poco…Y que si lo hiciera me iría a visitar a los masais..
    Esos si que tienen pocos problemas….
    aimmssss…la falta de cultura¡¡¡nos convierte en seres primarios…
    beso
    Leni

  4. leni dijo:

    Perdona no he podido escuchar el video..
    Cuando tenga oidos vuelvo
    muakis

  5. NORHA E. dijo:

    Nada es como era! siempre encontraras transformaciones en todo… lo lindo esta en el recuerdo que cada uno va guardando y luego compartiendo, como lo haces tu ahora… nos vamos volviendo viejos Pedro! jajaja
     
    Abrazos y mas sonrisas
     

  6. ANTONIA dijo:

    Nada es como era antes y todos hemos cambiado, para bien, la verdad es que no en todos los sentidos. Parecemos modernos y yo me pregunto es importante parecer moderno eres mejor por eso, a mi me ha importado un pimiento,  siempre he querido ser yo, ni paleta ni moderna. No quiero que mi pueblo copie a ningún otro y cuando digo pueblo digo Andalucía y España, quiero que aprenda de sus errores y prospere para que todos sus ciudadanos tengan igualdad de oportunidades y puedan vivir dignamente, no quiero ver miseria en sus calles, ni que se oculte para que se diga que todo esta bien. Adoro mi etapa de niña, con sus carencias, como adoro mi vida de ahora, con mis altos y bajos y me interesa muchísimo la cultura, me preocupa que existan zonas rurales donde se quedan adolescentes sin acabar la enseñanza obligatoria y los padres no hagan nada, lo consideren normal, la cultura no esta reñida con nada y nunca estorba al contrario y eso lo que nunca debemos permitir que ocurra, por que eso junto con el desarrollo económico es lo que retrasa a un pueblo. Un beso

  7. julia tuliette dijo:

    lo que es de agradecer, por cierto. Recuerdo no hace muchos años que a cierta clase de turistas no les gustaba ni un pelo que españa dejara de ser aquel país típico de burros, caminos polvorientos y gitanas vendiendo flores. Ellos pedían folklore y hubieran querido perpetuar para su disfrute nuestra condición tercermundista. Ahora vienen y siguen recreándose con el clima y las playas, en una españa algo más desarrollada y yo diría que ya nos ven con otros ojos, de igual a igual y así deberíamos ir nosotros también de visita a otros mundos.

  8. Pedro dijo:

    Podemos compararnos en lo económico con otros pueblos de la UE porque ya no estamos tan lejos de ellos.
    Pero nuestra educación democrática nos aleja de ellos. Somos un pueblo que obedece borreguilmente lo que diga cualquier graciosillo famoso en los medios de comunicación y los gobiernos, nos enzarzamos en luchas cainitas tendentes a devolvernos a un medioevo de microestados y lo peor: cada vez se persigue mas a la libertad, es mas. hay quin alradea de ahogar los derechos de algunos ciudadanos en una especie de venganza que llaman "compensación" quizás por un gran desconocimiento de la historia,.
    Poseemos además muy poca educación cívica. España es un país donde se destroza el mobiliario urbano, donde te puedes morir en la calle sin que nadie te ayude y donde la gente posee una cultura que es un desastre y una desinformación brutal.
    Tenemos mucho que aprender.

  9. Estrella dijo:

    mientras queden españoles chauvinistas será imposible que nos vean de otra forma que toreros y flamencas con claveles en la boca taconeando en las esquinas, mientras mostremos rechazo al extranjero y pensemos que lo nuestro es lo mejor…. restaremos en vez de sumar

  10. A dijo:

     
    Pedrooooooooooooooooo, los chanquetes no se ven porque están prohibidos!
    Jajajaja! REcuerda: pez-queñines, no, gracias!
    Sería curioso ver todo aquello…Lo diferente, lo inusual, lo raro…
    y las domingas de las guiris, jejeje!
     
    Todo cambia, todo cambia!
    Hemos adoptado cosas malas y buenas, de todo un poco.
     
     
    Un beso.
     
     
    Äfrica
     

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s