Ser andaluz

Cuando yo era pequeño, luego de leer los libros de F.E. N. ( Formación del Espíritu Nacional) entendí que España se dividía en dos partes: Andalucía y el resto.

Los andaluces ceceábamos, teníamos el vino de Jerez y muchos olivos. Los del resto bebáin vino tinto, vivían en unas tierras llanas y áridas donde había muchos castillos y eran todos soldados heroicos como el Cid. Además hablaban “fino” es decir pronunciaban las “s” finales en los plurales al contrario que nosotros que alargábamos la vocal.

Entre los “otros” parece ser que había un sin fin de pueblos pero yo apenas los distinguía. A mi me daba igual que llevasen txapela que barretina. Además todos los trajes regionales que usaban eran negros y las mujeres usaban pololos bajo la falda que lo había visto en el Nodo, frente a nuestros trajes de gitana que daba gusto ver cuando al grito de ¡aire!, ¡aire! las chicas elevaban el vuelo de la falda al girarse. Para mi que los “otros” eran asexuados, tristes y muy pacatos.

Había “otros” que vivían con nosotros los andaluces. Casi todos dedicados a la enseñanza y muchos de ellos curas. No entendían nuestros chistes y estaban empeñados en que habláramos como ellos tarea que siempre les fue imposible.

Entre los “otros” tuve un buen maestro que era un  otro-gallego, que hablaba como con musiquilla y que decía “el Pedro es muy terco” ( pues no se por qué), una modista otra-vasca de apellido impronunciable que me hizo mi primer traje de nazareno, un cura de León muy finolis y con muchísima mala leche ( vamos que nunca lo vi reirse asi que aprendí como eran los otros en su versión otro-castellana), una familia  de heladeros con nombre de turrón que venían los veranos, los otros-valencianos, y un par de primos otros-catalanes que me traían carquiñolis que era un pan duro muy sabroso. Estos otros-catalanes eran algo raros porque estaban todo el día de broma como los andaluces pero decían mucho tú, tú, tú al final de las frases. Y luego me quedaba extasiado cuando decían  “Ripoll” pronunciando la “ll” tarea imposible para mi garganta.

Cuando atravesé Despeñaperros por primera vez y vi la Mancha tan llana me entró una especie de agobio porque no imaginaba que España fuese como un plato llano sembrado de cepas de vid. En fin.

Luego de aquella infancia he viajado mucho y vivido fuera de mi tierra incluso fuera de España y mi concepto de la gente ha cambiado. Cuando aprendí idiomas descubrí que los llamados "guiris" eran seres humanos como nosotros. Podrías hablar y vivir con ellos e incluso alguna guirí me llegó a cautivar…y entonces entendí que eso de escabechar franceses que hacían mis anteapsados pasó a la historia.

Manteniendo la la diversidad, pienso que todos pertenecemos a un mismo y gran pueblo, el humano, y que el mundo es responsabilidad de todos los seres que lo habitan. Y me dan pena de aquellas gentes que creen que su pequeña comunidad es el ombligo del mundo. Yo, en cambio, aprendí que ser andaluz es respetar todas las culturas y hacerlas mías, es decir, ser universal.

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Ser andaluz

  1. JImena dijo:

    Uy Pedro, al principio de leerte pensaba que no ibamos a estar de acuerdo y
    tendría que extenderme aquí razonando teorías. Menos mal que a mitad
    de tu reflexión hemos empezado a coincidir.
    Y coincido en todo, pero me gusta destacar que gracias a esta diversidad
    que tenemos en España, nuestra cultura, gastronomía y folclore son riquísimos.
    De lo que podemos sentirnos orgullosos y presumir.

  2. JImena dijo:

    UY se me ha escapado….
     
    Quería acabar diciendote que tengo muchísimas ganas de conocer
    las partes de la península que todavía no he visitado, me dá
    vergüenza reconocer que he salido varias veces al extranjero
    cuando todavía no he conocido Andalucía y Levante, ni Extremadura,
    ni Cuenca……Ay qué rabia no tener más tiempo y dinero.
     
    En fín, es lo que hay, te deseo una feliz semanita.
    Besos 

  3. ANTONIA dijo:

    Mirar atrás sin ira y recordar…, un profesor de E.G.B,  de historia y geografía, malagueño para más señas, me inculco a mí un sentimiento muy radical sobre Andalucía, el sostenía que el mundo se dividía en dos partes; “Andalucía y lo demás”, será ese el motivo por el que mi acento es de un andaluz tan castizo, baya donde baya y viva, donde viva. Para mí, en cuanto al vino, tiene que ser fino y la elección es bien sencilla “Moriles o Montilla”, en realidad solo bebo agua mineral. Con los años he aprendido,  que siento y pienso como “Antoñi”,  influenciada por la cultura andaluza, pero soy ciudadana del mundo residente en Andalucía, en la provincia de Córdoba…. Un beso

  4. A dijo:

     
    Ohh, a mi me fastidia hablar de territorios y diferencias.
    Yo no me siento de ninguna parte, y estoy donde estoy por las
    circunstancias, al igual que estamos todos.
    Pero hoy en dia, cuando la comunicación te acerca tanto a cada uno
    de los rincones del planeta, cuando uno no sabe donde acabará residiendo
    y por cuanto tiempo, me parece absurda la idea del territorialismo,
    de las fronteras/barreras entre las mismas comunidades de un país…
    No tengo arraigo por el lugar en el que vivo porque no quiero sentirme
    de un lugar, sino de todos donde yo esté  😀
     
    Un besito
     
     
    Äfrica
     

  5. leni dijo:

    Si…Que bonita Andalucía..y de rojo¡¡¡
    Me encanta la mezcla..Solo conociendo diferentes
    culturas y formas de vida y de ser.
    Puedes llegar a conocer lo que hace de tu
    tierra una tierra única.
    Yo siemprehe pensado que cada uno  es de donde no
    quiere marcharse.. Los motivos pueden ser muchos.
    El nacer en un detrminado lugar,como el nombre,como
    otras muchas muchas cosas.,es algo aleatorio…
    Una rosa siempre es del rosál en el que nació..pero también
    del rosál que ha creado cuando la trasplanté.
     
    La raiz está allí donde se agarra.
    Me encanta ser ciudadana del mundo y saber que mi lugar
    está donde quiero quedarme.
    un beso Pedro..
    granaino..jajajja
    Leni
     

  6. Iris dijo:

     
    Amén Pedro!! Pere, Kepa, Peter!!! jajajajaja.
     
    Que gran razón tienes, además… si todos somos mileches (así en malhablado, como los perros, igual). Que mi abuelo materno es de Lináre, mi abuela materna de Catalunya, por parte paterna (ahí se pierde un poco el rastro por abandono jajaja) de Navarra (de ahí mi apellido, Goñi) y si sigo buscando tengo sangre judía, árabe, y hasta vikinga, esta última se nota más cuando me hago trenzas, ahora que tengo el pelo corto esta complicado…
     
    Pedro, que a mi me gustan igual las sardanas que el flamenco, ¡¡arsa!!, aunque el tema saetas y nazarenos no lo llevo mucho, soy una agnóstica de esas que pululan por el mundo jajajajaja. Y ese vestido flamenca… con los faralaes, los topos, los colores, arrapaíco a más no poder (que ríete tú de los corsés de antaño), y con esas curvas… comparada con la falda almidonada catalana que podía rajarte una pierna en cuanto te despistaras, y las espardeñas, pues claro… no es lo mismo, ni mucho menos, que envidia de zapateaos!
     
    Eso si, fíjate que el clima no te lo cambio jajajajajaja, que ahí hace mucho calor en verano!!
    Y sobre el acento… a mi me encantan todos los acentos (quizá ahora me decanto por el mexicano… ¿que estaba diciendo yo?… ¡ah!, sigo, sigo…) hace que tengas que escuchar a la fuerza, eso o no te enteras, que ojito con el catalán de "ses illes", de Menorca & company, eso si es complicado😉.
     
    En definitiva, que bonico es todo, lástima que mi abuelo se niegue en rotundo a hablar en catalán y esté orgulloso de hablar alemán, pero qué le vamos a hacer. A mi me encantaria aprender vasco… eso si, complicado un rato tiene que ser…
     
    Un besazo Pedrooooooooooooooooooooooooo (no he podido evitarlo, es que es Heidi que me domina!!!)

  7. Martín dijo:

    Genial, nada que añadir a tu disertación, mejor así para no estropearla.
    Un afectuoso saludo
     

  8. Sol y Luna dijo:

    Ma encantao, lo has bordao,de verdad,muy bien escrito.Besos
    Pepa

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s