Cuentos de Halloween III: Me llamo Oliverio y vivo en el cementerio

  

Uf cuando me morí creía que era el final porque yo era ateo y no concebía la vida eterna. Bueno, vida eterna no tengo, pero si una muerte eterna que es de lo mas interesante.

Yo vivía en una gran ciudad pero me enterraron el el pequeño cementerio de mi pueblo de apenas 10 hectáreas. Allí podéis visitarme, en el nicho 345N, tenéis vuestra casa, ejem. Es una tumba pequeña en la que apenas quepo porque o soy un muerto humilde. Era mi destino, vivía en un adosado y  muero en un nicho adosado.

Pero aquí hay también un par de familiares de mármol con tumbas de letras doradas donde viven o mejor dicho mueren los pudientes, como don Ricardo, el terrateniente que se fue al otro mundo mientras yacía con la doncella y lo encontraron  tieso, y nunca mejor dicho, sobre ella, mientras la pobre chica no paraba de gritar. Tuvieron que aserrarle el miembro para que cupiera en el ataúd. A eso se le llama una muerte dulce, jejje. Todavía por las noches le vemos persiguiendo a “esqueletas”, porque como dice el refrán: “genio y figura hasta la sepultura”, y yo añado “y después”.

De mis tres amigos de la infancia, Antonio, Juan y Miguel solo queda este último por morirse. Y la verdad es que estamos deseando que deje el mundo de los vivos porque era el mas divertido del grupo y está especializado en chistes de muertos con lo que el cementerio ganaría en alegría pero que mucho.

Aquí hacemos vida de noche que es cuando despertamos, como seres invisibles para los vivos. Organizamos tertulias, debates, fiestas y lo pasamos “de muerte”. Los creyentes dicen que esperan el día del juicio final y yo, que voy a acabar por creerlo, pienso que será divertido porque aquí cuando despierte estaré entre amigos así que menos mal que no me enterraron en la capital entre tanto desconocido.

Bueno, os dejo que esta noche me toca encender los fuegos fatuos a mi. Y luego he quedado con la de la tumba 123F que me muero por sus "huesos".

Oliverio, para servirle, en este cementerio.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Cuentos de Halloween III: Me llamo Oliverio y vivo en el cementerio

  1. Estrella dijo:

    Mira que reniegas tú de los adosistas y pareados del Aljarafe y al final terminas en un nichito de ná, pero con todas las comodidades, rodeados de vecinos y vecinas (claro, que si no se enfadan las feministas) que taconean por las noches y no te dejan descansar.
    Dulces sueños!!!!

  2. Leydi Halcon dijo:

    jajajajajaja no puedo con lo de don Ricardo,hay que
    ver lo que son los pudientes madre mia!!!…hasta pa morirse
    tienen que dar el cante jajajaja…genial…un abrazo

  3. Leydi Halcon dijo:

    jajajajajaja no puedo con lo de don Ricardo,hay que
    ver lo que son los pudientes madre mia!!!…hasta pa morirse
    tienen que dar el cante jajajaja…genial…un abrazo

  4. ANTONIA dijo:

    Ja, ja, ja, ja, ja… me muero de la risa y pensándolo bien tampoco se esta tan mal muerto. Lo divertido es que ahí no tienes miedo al juicio final, ni a que hay después de la muerte, tampoco se debe tener prisa por morir lo máximo, total ya estas muerto… Me dio a mí que pensar, bueno nos veremos seguramente, aunque no tengo la menor ideal por donde caeré, mis humildes huesos están donados a la ciencia, le are compañía a buen estudiante de medicina, tampoco es mala idea. besos

  5. A dijo:

     
    Mae miaaaaaaaaaa, cómo está el camposantoooooooooo!!!
    xDDD!!!
    Rascayú cuando mueras que harás túuuuuuuuuuuuu!!! jajajaja!
    Oye, y yo que quiero que me incineren, en que ventanilla tengo
    que preguntar??? O seré una muerta echa polvo!!!??? O_O
    O echando polvos continuamente!!!!!!???
    jajajajajajaaaaaaaaaaaa!
    Eso sí, estaré en la zona de no fumadores! 😉
     
     
    Un beso
     
    P
     
     

  6. leni dijo:

    Para que algunos digan que no existe
    la vida después de la muerte…jajajaja
    Si acabas de comenzar a vivir ahora.
    Tu "si me entiendes" es muy divertido..Tendrías
    que darle mas propaganda..Que luego ya se sabe..
    ¡Por dios!
    ¿Te imaginas que haya categorias de cementerios..como pasa aqui con los hoteles? jajajaja
    Valla con Oliverio¡¡..
    Ingeniosa  y aterradora entrada..
    (Sobre todo para la del 123F jajajaja
    Beso
    Leni

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s