Cuentos de Halloween VI: Frankonstin Fajardo, asustador por encargo

 

 

Pues si, soy yo, el resultado de las investigaciones del Dr. Frankonstin y me llamo Franky como mi padre, un traumatólogo por la Universidad de Lesotho, que consiguió el título por correspondencia, luego de haber ejercido de mecánico ajustador, que es mas o menos lo mismo. Pese a su nombre mi padre no es alemán sino de Villaberzas de Abajo en Zamora y se llama en realidad Gaudencio Fajardo Caudete, pero le apodan el Frankonstin  por que es muy feo y por su apego al antiguo régimen, vamos que es un facha.

Si, estoy hecho de retales de cadáveres pero de los baratos, o sea de los desechos de la morgue. Así que soy todo un poema. Tengo las piernas de un chino, mas amarillas que un sindicato de los de ahora, el culo de un inglés, o sea no tengo culo, el cerebro de un político, es decir, con solo una neurona, los brazos de un capitalista,  largos y finos para poder afanar, una barriga cervecera como la de mi Gambrinus  y la… de un tío del Senegal o sea negra cual morcilla de Burgos so malpensados.

De esta guisa ni me llaman para hacer una peli de miedo, porque ni siquiera asusto, mas bien doy pena. Soy como un Frankenstein made in Taiwan un Franky de la señorita Pepis, un monstruo españó, un madelman de artesanía. Encima soy bajito y peludo como salido de una peli de Alfredo Landa.

Mi padre, el Dr. Frankonstin, unió cosiendo aquellos despojos, con hilo de abacá y luego conectó mi cerebro a un generador a pedales. Contrató por una noche a 10000000000000000  chinos que, pedaleando al unísono, consiguieron que el ingenio produjese una energía 1.000 kw-hora lo suficiente para darme la vida, algo chamuscado pero vivo. Y aquí estoy, con mis oxidados remaches en el cuello, mis zapatones de plataformas como un Drag Queen y mis harapos.

Yo me gano la vida asustando, mi padre ajustador y yo asustador, casi lo mismo. Franky para servirle cuando Vd  lo desee le ofrezco mis servicios, asusto a domicilio y por encargo. ¡Dele un disgusto a sus enemigos!. Acepto Visa, Master Card y American Express, but I prefer to be paid by CASH, obviously.

 

Franconstin Fajardo, asustador por encargo.

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Cuentos de Halloween VI: Frankonstin Fajardo, asustador por encargo

  1. Sol y Luna dijo:

    Mira ,en eso de cobrar en efectivo,te voy a dar la razon ,que corren mu malos tiempos y hay crisis…Ah! que ya lo sabías , bueno hombre, no te alteres!
    100000000000000Gracias por hacerme reir esta mañana!
    Besos
     
    Pepa
     
     

  2. A dijo:

     
    Esta familia es que era un tanto peculiar. Tenían un pariente al que querían como a un hijo, por eso le llamaron Higo (es que no sabían escribir muy bien). El tal Higo era promiscuo desde chiquitito y por eso se quedó calvo muy pronto y además le salieron granos de tanto tocamiento. Bueno, no, en realidad le salió un grano sólo en la espalda que le ha ido creciendo con los años hasta parecerse a una enorme chepa. Y cada vez que el bruto del Fronkonstin le da una palmada en la espalda, Higo dice, Ayyyyyyyyyyyy! Y el Fronkonstin se descojona, porque tiene musha guasa, es un malaje, así que de Higo pasó a llamarle Aygo, por el Ay! jajaja! Pero es que luego se complicó la cosa cuando descubrieron al gran maestro Chiquito de la calzada, que les gustaba mucho, y definitivamente el pariente Higo, apodado Aygo, al que tenían como un sirviente y bufón, le llaman desde entonces Aygorrrrrrrrrrrrrrr!!! Jarl!xDDD!!!A que no te sabías esta historia? xDDD!!!Es que yo leo mucho!Jajajajaja!Perdón, hoy toca esta risa:Muahahahahaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
    Un beso
    P
     

  3. Pedro dijo:

    Claro y de ahí lo de I go I go a casa a trabajar…
    Ya veo que eres una chica mu estudiá🙂

  4. ANTONIA dijo:

    Cada uno vive de lo que puede, pero yo no uso tarjeta de crédito desde que me la robaron y como soy muy original llevaba la clave junto a la tarjeta, osease que me desplumaron el banco. Desde entonces pido en el metro.., ah se me olvidaba aquí no hay metro, bueno en la estación de autobuses, cuando tenga lo suficiente te contrato, para que asustes a mi vecina de enfrente, por que siempre riega las flores de su balcón cuando yo paso…, haber que narices le he hecho yo?… ya te aviso cuando ahorre un poco, tengo los niños con los zapatos rotos… uif te daba un beso de despedida, pero eres tan feo…, por dios, que feo!

  5. leni dijo:

    jajajajaj
    No te quejes..Que como anda el empleo¡¡¡jajajaj
    ¿Y que haces con tantya energia?..No mejor no me lo digas..
    Lo que hace la genética..Y un poco de mala leche..
    Nunca mejor dicho..jajajaja
    Beso
    Leni

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s