Siempre hay una esperanza

 
 

Siempre hay una esperanza

 

15 de Mayo de 2045, como siempre un débil sol se abría paso a través de la contaminada atmósfera de nuestro planeta, cuando Aleph de despertó en la casa semi derruida que habitaba en las afueras de aquella ciudad abandonada que un día se llamó Córdoba.

Hacía seis meses que vivía allí, después de años de vida nómada. Aquella casa le proporcionaba una relativa seguridad, al ser de construcción robusta, no teniendo sitios fáciles por donde ser asaltada, y además al situarse sobre una pequeña colina que dominaba a lo que fue aquella ciudad.

Además había conseguido almacenar allí gran cantidad de alimento sintético, sucedáneos de leche, fruta, verduras, carne etc. Y sobre todo la casa poseía refugio antinuclear donde había un gran aljibe de agua desinfectada.

Desde que había llegado  allí. Hacia unos tres meses, no había visto a los humanos mutantes, tan peligrosos. Y eso loe producía relativa tranquilidad.

Aleph siempre dormía junto a su fusil AK-47,su viejo Kalashnikov que le había salvado de muchos momentos peligrosos.

Decidió explorar los alrededores para cerciorarse de que no había ningún peligro inmediato. Después de años de guerras en las que se usaron bombas nucleares y biológicas. La mayoría de los animales habían desaparecido y las pocas especies que sobrevivieron lo hicieron con horribles mutaciones.

Por el camino observó como  los gorriones se acercaban a su paso con la esperanza de encontrar comida. Eran aves mutantes sin alas ni plumas  que vivían de la carroña.

Llegó a la orilla del río. Un olor fuerte desprendían sus aguas por la cantidad de azufre que contenía. Algunos peces con bubones monstruosos nadaban en sus orillas intentándose devorar unos a otros. Algunos tenían un solo ojo, estando el otro sustituido por una llaga infecta.

Junto a la orilla divisó una barca que el río había arrastrado hacia allí. La inspeccionó y encontró en ella ropas, lago de comida y dos depósitos de combustible. Decidió esconderla al abrigo de aquella noria que cuando estudiaba historia le dijeron que era árabe…podría servirle alguna vez.

Súbitamente  a unos metros de la orilla divisó  algo extraordinario….

Una pequeña planta de unos 10cms de altura, de bellas hoja verdes se hallaba situada sobre un montículo de tierra. Quedó impresionado pro la belleza de aquella planta, algo tan corriente hace unos años y tan difícil de encontrar en el presente. Había encontrado un ser vivo intacto, al que no había afectado la contaminación. Con mucho cuidado la desprendió del suelo, llevándose una parte del mismo para conservar intacta la raíz, envolviendo todo en una bolsada plástico.

Una vez de nuevo en la casa, puso la planta  en un recipiente de barro y lo acabó de llenar con tierra. Al introducir la planta en el recipiente una de sus hojas rozó en el dedo índice de su mano izquierda produciéndole un pequeño corte del que salieron unas gotitas de sangre

Pasaron los días y la planta, aunque muy despacio, crecía y se mantenía verde y muy lozana. La pequeña herida de su dedo tardaba en cicatrizarle y el lo justificó por el estado de debilidad en el que se encontraba después de meses alimentándose de comida sintética.

Una mañana al amanecer un ruido le despertó. Sobresaltado subió a la azotea de la casa y pudo observar que un grupo de mas de cincuenta individuos mutantes estaban como a 500 metros de su casa, dirigiéndose a ella. No lo pensó un instante. Cogió  varias mochilas que ya tenía preparadas y se dispuso a abandonar la casa. Al salir de ella vio la pequeña planta en su maceta y se la llevó consigo.

Corrió cuanto pudo y en unos minutos ya estaba subido en la barca, arrancando el motor y navegando río abajo.

Navegó tres días río abajo en medio de un paraje desolado: campos quemados, valles llenos de osamentas de animales e incluso pasó por una enorme ciudad totalmente destruida.

Tuvo especial cuidado en no tocar el agua del río, tan contaminada y sobrevivió con la reserva de agua potable que llevaba en sus mochilas.

Al tercer día el rió se ensanchó observando que le agua negruzca había cambiado hacia un color mas claro y tras un recodo, vio como el río desembocaba en el mar…

Navegó junta a la costa hacia el oeste, buscando un lugar o donde poder desembarcar. Al poco se quedó sin gasolina y empezó a navegar con la vela avanzando con mayor lentitud. Pasó junto a la desembocadura de otro gran río y recordó que esa era la frontera entre el que fuera su país y el país vecino. Un día mas de navegación y divisó una pequeña isla en el centro de una paraje de marismas que estaba separado de la tierra firme por unas 2 millas de mar.

Decidió explorar la isla. Al acercarse a ella vio que estaba cubierta de vegetación aunque sin árboles, pero que esa vegetación parecía intacta, sana sin mutaciones. Tal vez porque la marisma actuaba como una barrera contra la contaminación lo que había mantenido a la isla intacta.

Súbitamente la barca empezó a zozobrar, lo que le coproduzco perplejidad al estar la mar en clama. De pronto observó como una especie de seres viscosos, alargados y de color negro trepaban por la barca. Eran similares a sanguijuelas gigantes, de 50cms de longitud y 10 de espesor. En unos instantes la barca estaba llena de esos pequeños seres mutantes y le se empleó en arrojarlos al mar, valiéndose sus manos y del cuchillo del que disponía.

Consiguió desprenderse  de aquellos horribles seres y poner proa la isla a laque llegó agotado y con numerosas cortes en la piel producidos por aquellos seres.

 

Buscó un lugar elevado de la isla y sembró la planta que llevaba. Le ardía todo el cuerpo, especialmente  la herida del dedo índice de la mano izquierda que aun no le había cicatrizado del todo. Le invadió un escalofrío y luego una especie de sopor, seguido de una paz infinita….

Y aquella planta creció y se desarrolló rápidamente alimentada por el cuerpo de su salvador. Mucho tiempo después se convirtió en un hermoso árbol y sus semilla se expandieron por toda la tierra y fueron el comienzo de un mundo nuevo, de una nueva esperanza…

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Siempre hay una esperanza

  1. JImena dijo:

    "Amor sin fin"
     
    Lionel Richie y Diana Ross

  2. ANTONIA dijo:

    Uif, un relato de un  futuro catastrofista, me ha gustado, pero mi Córdoba tenía que estar tan destruida…, o no! , me he sentido triste. El final, conciliador y con sabor a esperanza, pero no se, es verdad que nada se destruye, solo se transforma, pero me hubiese gustado que el protagonista hubiese quedado vivo para el futuro del mundo…
    Romeo y Julieta de fondo a este tema tan hermoso, amor sin fin….  besos

  3. A dijo:

     
    Después de esa historia que pone los pelos de punta, que me ha dejado
    un poco así….Vas y me pones esos momentos dulces, y al final amargos
    con esa canción  "endless love" y…..
    No sé si derretirme directamente o ponerme a pensar en seres mutantes
    y asquerosos para olvidarme del video…
    Y mira que no soy fan de Julieta, pero esos momentos dulces….quién se
    quedaría helado?
    Ainsss…
    No sé ni lo que digo.
     
     
    Un besito, Pedro
     
     
    P
     
     

  4. Colette dijo:

    Me gusta mucho la forma que tienes de tratar temas serios y preocupantes con delicadeza y humor. Espero que entiendas la cita siguiente: "Là où la légèreté nous est donnée, la gravité ne manque pas" M. Blanchot
    Amitiés couleur fucsia.

  5. leni dijo:

    No sé Pedro…Yo ahora mismo corro y corro con mi planta.
    Pero no dejaré que me coma.
    De todo surge vida y esperanza.
    Precioso    el tema que  has elejido.
    Beso

  6. Mimi dijo:

    ¡Un cuento de esperanza!
    No se si viste la peli esa de robots, uno cuya función es reciclar basura, búscala, te encantará.

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s