Código ético

Cuando se vierten opiniones sobre personas siempre hay un límite para ellas, porque nunca se debe traspasar la frontera de la buena educación como tampoco la de la verdad. Se pueden exponer en público las ideas propias y debatir estas y las ajenas pero siempre es recomendable el uso de un lenguaje adecuado y una buena argumentación. El humor zafio y grosero, guarrillo le llamaria yo, sembrado de falsedades y el insulto hacia las creencias políticas, sociales y religiosas de la gente no son de recibo.

Hacer “humor” de forma torticera y mendaz, insultando a los demás y vertiendo difamaciones solo retrata a su autor y lo pone al nivel de la propia basura que expele. Algunos de nuestros padres y abuelos estudiaban las llamadas “reglas de urbanidad” que, aunque tediosas de aprender, les resultaron útiles en su vida. Pero incluso en personas que apenas han podido ir a la escuela yo he visto comportamientos absolutamente educados, quizás porque la buena educación te la dan en la cuna tus progenitores y los libros únicamente la complementan.

Dice el refrán que “dime con quien andas y te diré quien eres” y es una gran verdad. O ese de “en la mesa y en el juego se descubre como es la gente” al que yo añadiría “y en el entorno mediático”. Porque es en estos medios donde a los maleducados les es mas fácil transgredir las normas de urbanidad, donde algunos perillanes viven agazapados bajo un pseudónimo. Que con su pan se lo coman estos bufones de baja estofa del siglo XXI "cambalache, problemático y febril"…

Declaración Universal de los Derechos humanos

Artículo 12

Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Código ético

  1. JImena dijo:

    Al principio cuando leia tu entrada estaba pensando en los políticos….digase Zapatero y Rajoy …. y cuando la acababa también.Espero que todo esto no haya sido nada personal, pues como tu bien dices:"insultando a los demás y vertiendo difamaciones solo retrata a su autor y lo pone al nivel de la propia basura que expele". Vaya también por ellos (los politicos).Un besote Pedroooooo

  2. ANTONIA dijo:

    Hemos hablado alguna vez sobre lo que pienso respecto a la política, para mi aunque me defina en una tendencia de izquierdas con inclinación republicana y quizá es la primera vez que lo reconozco públicamente. Jamás descalificare ni dejare de sospesar la idea, que mi razón no es más, ni menos valida que la del que piensa diferente. También digo, que valerse de la difamación e incluso del humor de bajo fondo que atenta, no solo, contra la dignidad del ser humano, también sobre su intimidad, es más que algo de pésimo gusto es producto de alguien que carece de argumentos que le permitan demostrar lo que sustenta. De los que leemos y escuchamos depende que ese tipo de conducta prospere. Una sociedad es sana si se sabe convivir bajo la bandera de la tolerancia y el respeto. Rebatir una postura o oponerse a ella se puede hacer de forma que ese equilibrio de dialogo y respeto no se rompa, y siempre dará al que la mantenga el derecho a ser escuchado y a tener en cuenta sus argumentos….Polémica entrada pero muy acertada…. Un beso, Antoñi

  3. San.- Son-Rió dijo:

    Es cierto que el insulto proviene de quien lo emite, cuando me calificaron de tal cosa , me pregunte? y como entienden de esta carácteristica?Como puede otro hablar de mí, si cada día hago esmero , en descubrirme? porque hacen afirmaciones sobre mi, cuando mi vida es una constante pregunta?En fín amigo , hay gente que solo te observa , y se aprovecha de tu espontaneidad , para jugar con tu sentir, tuve la mala experiencia de conocer??? gente asï.Pero esa mala experiencia , me fortaleció y me despejó el camino ,para conocer ,gente mas sana.Perdona la sinceridad.jajajajaNo se si esto lo escribo para tí.quiza sea una reafirmación de mi pensamiento.pero has sido el canal.por eso te lo agradezco nuevamentenada es casualidad.San.-

  4. Colette dijo:

    De un tiempo a esta parte parece que el dinero ha reemplazado la educación, un cambio de valores fatídico. Para discutir y debatir de forma civilizada, sin insultos ni personalización, hace falta tener argumentos. Creo que poner al día el estudio de la retórica sería una gran aportación a la educación en general, a la paz civil en particular.Gracias por esta entrada.

  5. leni dijo:

    El mayor desprecio es no hacer cosas de esas opiniones.No tiene sentido hacer caso de dimes y diretes sin argumentos.Caes en la trampa.La educación se demuestra ceptando la opinión de todos, siempre que nolo hagan desde el insulto.Pienso que muchas veces se ataca desde la ignorancia,la envidia ,el odio ,e rencor..Es decir desde nada bueno,desde ningún valor morál.No hay que entrar en ese juego.Una entrada con dientes.Espero que no sea nada personal.Un besazo Pedro

  6. leni dijo:

    No hcer caso de esas opiniones..jejejeLeni

  7. A dijo:

    Hay que tener clase para todo, pero hay quien no se sabe de qué clase es!Ainss…Un besoÄfrica

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s