A Dios pongo por testigo

                                       

                                                


Nadie escarmienta en cabeza ajena ni siquiera yo.

Cojo el coche y subo a las colinas del Aljarafe o  del Adosafe como lo llamo yo, tierra
misteriosa donde todo el mundo vive en casitas adosadas, usa chándal, enciende
barbacoas los findes, tiene un jardincito con césped que nunca se pone verde y
está peleado con el vecino.

Pues ahí que voy yo llegando mediante el navegador a un cubo
enorme de color azul con cuatro letras amarillas justo al lado de la tapia de
un cementerio. Luego de recorrer ni se sabe cuanto, acabo en un sótano que es
como una cueva enorme pero de hormigón. Y empieza la pesadilla. Me dan un lapicito
y un papel para apuntar los artículos que quiero comprar. En el papel hay un plano
con el recorrido a seguir y yo obediente comienzo a caminar con otro montón de
gente en fila india. Hay multitud de muebles pero curiosamente son prácticamente
iguales todos: simples, de líneas rectas y ausencia de cualquier adorno. Se ve
que en el cerebro de esta gente boreal la imaginación no existe. Y aun no han
inventado la circunferencia.

Luego me quiero sentar y no hay asientos, quiero ir al
lavabo y no hay, busco un ascensor para bajar y dice que solo suben, bajo por
una escalera y para llegar a la salida me tengo que recorrer toda la maldita planta
baja. Hago trampas y el el bar ni se me ocurre pedir nada que lo mismo me dan los ingredientes, una sartén y me dicen que lo cocine yo mismo. Llego al sótano,
no he comprado nada, rompo el mini lápiz en mil pedazos. Salgo al exterior, justo
la lado de la tapia de un cementerio que lo mismo también esta gente vende ataúdes
desmontados, por supuesto.

Y me acuerdo de
cuando los antepasados de estos tíos con sus trencitas rubias, sus cascos con
cuernos, sus barquitos con cabeza de dragón, sus trajes de pieles y su tufo a
no haberse lavado en toda su vida aparecieron río arriba por le Guadalquivir saqueándolo
todo al grito de por ¡por Odin! y ¡por Tor!, en aquel año de 844. Menos mal que
fuero enviados todos la infierno. ¿Os imagináis haber tenido IKEA aquí hace casi
mil doscientos años?

A Dios pongo por testigo que no vuelvo mas a IKEA.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a A Dios pongo por testigo

  1. Destinalia dijo:

    Los tios son el carajo, se ponen enfermos cuando les dices de montar una simple silla de Ikea y después para Reyes piden maquetas de barcos, coches, casas, etc,jajajaj, es como en la casa que parece que no saben ni hacer la o con un canuto y después el coche lo dejan como una pátena,jajjajaja,¡hombreeeeeeeeeees¡

  2. Destinalia dijo:

    vuelva a casa vuelve por Navidad¡(es que dan albóndigas suecas, y perritos gratis¡¡¡¡)

  3. Destinalia dijo:

    me mola esa entrevista de trabajo, así puedes hacerla sin que el tio te mire los ojos como el del anuncio de Vispring¡¡

  4. Montserrat dijo:

    Hola, Pedro, ¡qué alegría volver a saber de ti!, tu desaparición ya me preocupaba. ¿Estuviste dos meses perdido por Ikea antes de encontrar la salida? Para casos similares te recomiendo llevar en la mano el navegador del coche; yo lo he practicado para andar por capitales europeas y te aseguro que funciona.Un besote muy grande y un buen inicio de temporada.

  5. ANTONIA dijo:

    Al ikea ese, que yo no sé por dónde cae, no vayas más, que es muy aburrió. … Una orden no es, aunque enfadadilla sí que me hayo, si es que me encuentro alguna vez. Olvidadillas/os sí que nos hayamos tus seguidores… Quiero más reflexiones, más cuentos, más poemas, es decir de lo que se te antoje, este pronto el parto o distanciado, según sea el tiempo del embarazo, porque de lo contrario, te are un conjuro de aprendiz de bruja mala, muy mala, que ha aprendido bien sus lecciones y no te confíes en Torquemada, que él es mortal y yo no y puedes acabar convertido en ratón, de esos que a mi gato le gustan de almuerzo, jajajajaja…Ah, no te asustes, es que adoro el gazpacho y me lo han restringido por prescripción facultativa…Besos enfadaos, pero que muy enfadaos… Antoñihttp://www.youtube.com/v/lyiL7zs_xWE&hl=es&fs=1&color1=0x234900&color2=0x4e9e00

  6. leni dijo:

    jajjajjajajajajY Ke hagas todo eso¡¡¡Eres único.Beso Axpetrus.(No te preocupes,compraremos en otro)value="http://www.youtube.com/v/OYecZcImd3U&hl=es&fs=1besos(estoy en la playuqui)muakis

  7. A dijo:

    Jojojojojo!!! Ahora mismo no sé si irme de vacaciones a Port Aventura o pasar unos días en Ikea, por aquello de tener una "nueva experiencia", jajaja!Creo que van a poner un Ikea en mi ciudad…mmm…:DUn besoÄfrica

  8. Chus dijo:

    Pues yo me lo pasé muy bien las veces que fui al ikea, comprando chismillos varios (todos desmontados, menos los cuencos de cocina, claro)… Y me gustan sus cutre perritos calientes.

  9. Cristina dijo:

    Yo e ido pocas veces al ikea, pero aunque te den la mayoria de las cosas desmontadas, los muebles y los artilugios que venden me parecen de muy buena calidad. Además sirve para ir a pasar el día. Porque hasta que ves todas las cosas….Un besote.

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s