Lo no vivo

Hoy todo huele a soledad. A jarrones con flores marchitas abandonadas, mármoles pálidos, fríos y sin vida, agrietados por el paso del tiempo, a humedad de lo no vivo, al silencio de los cantos que se extinguieron, a promesas que nunca se cumplieron, a risas desgarradas, a cuadros cubiertos de sábanas negras, a incienso.

Hoy mis ángeles están de vacaciones, mi tierra dejó de producir frutos y es solo un páramo desolado. La fuente seca, el árbol pudriéndose, sin vida.

Hay momentos en los que el corazón sangra. Y el alma está hecha jirones. Es entonces cuando has de tener el corazón más limpio. Y el alma más noble. Porque el amor te pone a prueba en los momentos más difíciles. Y amar es también sufrir y ser generoso.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lo no vivo

  1. Antoñi dijo:

    El otoño, es muy propio para sentir la fugacidad de la vida, sientes que la vida y la muerte van unidas. Es la estación que cierra un ciclo de la vida, antes de abrir la puerta a otro, es la estación del luto, de la añoranza, de aquello que fue y ya se terminó. Incita al recogimiento, a la reflexión y como en casi todo inicio de estación, la tierra sufre cambios, y nuestro cuerpo como hijo de esta los siente y actúa sobre nuestro estado de animo en consonancia a sus colores, a su luz a su cielo…
    Has escrito un texto hermoso, que te cala dentro, producto de tu buen hacer, supeditado, sin duda, por un estado de animo, que nunca debes hacerlo tuyo, que sea solo el paisaje de una estación que va de paso… y tienes mucha razón, no hay nada en el mundo que te eleve tanto y al mismo tiempo te haga caer a lo mas profundo del abismo… ¿Y que haríamos sin el?, Puesto que nada se ve tan bonito, como aquello que miramos con los ojos del amor. Como nada es tan blanco, tan inmaculado como el amor de verdad, ni tan generoso, puesto que nace para dar de forma altruista, y en su generosidad, es como se siente feliz….
    Beso con forma de corazón, para ti…
    Antoñi

  2. Leni dijo:

    Hay días en que la soledad es la mejor compañera.
    La liberación de lo confuso. Días en que nada tiene color.
    Como esos que amanecen y permanecen noche.
    Solo la complejidad de nosotros mismos y de nuestros sentimientos
    se rinden ante la sencillez del amor.
    Que no es mas que el viaje hacia la luz.

    Un beso

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s