Partir

Cuando mi vida acabe no quiero llantos ni entierros.

Cuando mi corazón de sus últimos latidos no quiero compañía en mi agonía.

Cuando sienta que mi momento ha llegado me alejaré caminando hasta al mar. Allí repasaré todos los momentos más importantes de mi vida. Reiré y lloraré recordándolos.

Quisiera morir en soledad, de noche, en un día de luna llena, acariciado por la brisa y bajo un manto de estrellas. Sería verano dentro en las aguas cálidas de mi mar.

Sintiendo el dolor físico de la muerte, como mi corazón se desgarra y parte en mil pedazos, pero ese dolor sería la liberación de otro más intenso que inunda mi alma. Partir hacia el descanso eterno, volver a ser parte de la tierra de donde provine.

Cuando yo muera quisiera estar solo con mis recuerdos. Que nadie encuentre mi cuerpo, y ser el alimento de otros seres.

Y si existiese una nueva vida, cuando yo vuelva a nacer prepararé mi alma para aprender de mis errores. Y ser mejor persona. Y querer más. Y quererme más.

Cuando yo muera quiero ser una estrella azul olvidada en los confines del universo, el viento que silba las noches frías de invierno, la escarcha del rocío del alba, el agua que serpentea por los arroyos durante el crudo invierno, la espuma de las olas…  el beso que recibas todas las noches sin saberlo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Partir

  1. galionar dijo:

    Morir, partir de esta manera tan bella… y quien no, Pedro, y quien no! Descanso profundo, liberación y recuerdo, volver a la tierra, engendrar nueva vida, convertirse en estrella azul, besar al ser querido todas la noches aún que él no lo sepa… Quizá no lo consigamos, Pedro, sin embargo es muy bonito imaginarlo…
    Celebro tu retorno a los espacios y haberte encontrado de nuevo. Un gran abrazo.

  2. Antoñi dijo:

    Es un texto precioso, no solo me quedo con su estética, también con su profundidad de sentimiento, aunque difiera en esa necesidad de soledad en el último momento, yo diría algo así;
    “Quiero ser esa hoja que se desprende del árbol en otoño, que se agarra a las alas del viento en ese vuelo de despedida, bailando su vals en la ceremonia del deber cumplido, antes de ser una hija más de la madre tierra fiel a su destino.”
    Algo así, y sin duda con los que amo a mi alrededor, te puedo asegurar, que es muy triste, sentir que te mueres, y saber que estas sola, sin ellos, tengo una especie de experiencia, por decirlo de alguna manera, que me lo rubrica, y fueron unos momentos terribles…. recuerdos tristes fuera… ahora te dejo un enlace que te lleva a un texto que escribí, hace tiempo, habla de mi en ese aspecto, sobre la muerte, lo que quiero dejar en esta vida de mi… creo que igual lo conoces, es muy antiguo….
    http://amailzar.blogspot.com/2009/08/lo-que-necesitas-de-mi.html….

    Besos llenos de vida para ti…
    Antoñi

  3. Leni dijo:

    Ojalá cada uno muera como desea.
    Y si tu lo deseas así. Ojalá tengas esa percepción.
    Saber que vas a cruzar el río de la vida con el viaje que has elegido.
    Y llegar … y ser todo lo que quieres ser.
    (Para eso que quede mucho tiempo…)
    Que mejor que un beso

    Uno para ti

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s