Dos cuerpos y una sola alma

Sabía que podía perder mucho. De hecho el estar tanto tiempo fuera haría que no lo recuperaría jamás  al lado de su amada. Pero las obligaciones de Estado le obligaron a hacerlo y marchó a las cruzadas. Fueron cuatro años duros, de luchas continuas, de perder a compañeros, de pasar mil penalidades. Hasta que un día se dio la orden de volver…

Llegó a su casa, sudoroso, cansado, hambriento pero con ganas de abrazar a aquella que lo había estado esperando. Deseaba ahora volver a estar juntos, tener hijos y envejecer poco a poco en la felicidad de un hogar. Cuando entró en el dormitorio, quedó angustiado. Ella yacía en la cama, su piel del color de la cera y su tos continua denotaban un estado muy grave.

Se quedó junto a ella. Los médicos le había diagnosticado pocos días de vida y él no la abandonaba ni de día ni de noche. Dejó de comer solo por estar más tiempo con ella. Y cuando su amada estaba a punto de abandonar este mundo le pidió a Dios irse  juntos

Los encontraron a los dos abrazados, frío ya, rígidos y les dieron  una sepultura común al pie de un árbol donde solían descansar los calurosos días de verano. Tan abrazados estaban que sus almas se fundieron en una sola y esta subió al cielo.

Cuando Dios los vio pensó que tendría que darles otra oportunidad. Así que dividió el alma en dos y las mandó de nuevo al mundo. Y en diferentes tiempos y lugares, según manda Él, esas almas ocuparon sendos cuerpos.

Pasó el tiempo y él por azar localizó un mensaje en la Red. Y entabló contacto con ella. Nada hacía presagiar que aquello iba a convertirse en una amistad, fraternal, con mensajes diarios, compartiendo sus vidas. Luego él fue a verla por primera vez y sintieron algo muy especial. No era una atracción convencional sino que era un sentimiento muy por encima de lo físico, una comunión de los espíritus de ambos. Cuando estaban juntos el mundo no existía más que solo para ellos.

Luego se vieron más veces y para su sorpresa esa unión no solo no decayó sino que se reforzaba cada día.

Y descubrieron que, a pesar de que su envoltura física era diferente, su interior era muy parecido y muy cercano el uno del otro. Eran almas gemelas.

Un día a él le llegó la hora de vivir en el otro mundo y se fue en silencio, luego de decirle hasta luego. La esperaría y la recibiría con los brazos abiertos, fundirían de nuevo sus almas pero esta vez sería para siempre.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Dos cuerpos y una sola alma

  1. galionar dijo:

    Pedro, esta entrada parece escrita para mi, en estos días tan tristes; ¿recuerdas a Juan Carlos Planells, nuestro amigo común? Falleció repentimanente y el pasado miércoles día 7 fue enterrado. Habíamos construido una bella y sólida amistad, y estoy destrozada. Pude asistir a la ceremonia fúnebre, darle personalmente el último adiós. En mi blog le he dedicado un post, a través del cual podrás saber más cosas.
    Un abrazo, amigo.

  2. Pedro dijo:

    Alguna parte de nosotros se ha ido con Juan Carlos. No lo conocí demasiado pero simpatizamos enseguida pese a que escribía de temas que yo desconozco. Creo que era una gran persona y eso es lo que mas destacaría.
    Un fuerte abrazo, amiga Montse

  3. Anónimo dijo:

    Es muy bonito soñar con una realidad así, es como amarse eternamente, sin tiempo, ni distancia… aquí vuelvo a acordarme de una frase que suelo usar mucho; “dicen que tenemos muchas vidas, yo solo recuerdo esta, puesto que nacemos con una mordaza puesta en la boca y una venda en los ojos”… de todas formas soñemos, puesto que, a todos, al menos a mi, me ha pasado que veo a una persona por primera vez y la siento como si la conociera de antes y me atrae de forma muy extraña, incluso lugares que no he visto jamas, al pasar por ellos me son familiares… De una cosa si estoy segura, el ser que somos, no se acaba con la muerte. Es complicado explicar esa certeza sin que te tomen por fabulista o aún peor por loca…
    Te voy a dejar una cita de Dante Gabriel Rossetti, que introduce un capitulo del libro que te sugería en tu entrada anterior; “Lazos de Amor”, de
    Brian Weiss…

    He estado antes aquí,
    pero no sabría decir cuándo,
    conozco la hierba que hay más allá de la puerta,
    el aroma sano y penetrante,
    el rumor acompasado, las luces de la costa. Habías sido mía antes,
    no puedo decir cuánto tiempo hace de ello; pero justo cuando te giraste
    para ver volar la golondrina,
    un velo cayó y lo supe todo de los tiempos pasados.

    Me encantó leerte, es como reconciliarse con la vida, después de lidiar con la muerte…
    Gracias, Pedro…
    Besos

  4. Morgana dijo:

    ALMAS GEMELAS

    Vidas pasadas, tiempos presentes,
    cuerpos distantes, almas ardientes.

    Deseos de encontrar esa otra mitad,
    las noches en blanco, traen soledad.

    Gritas al silencio los deseos de tenerla
    reniegas del destino, sólo pides conocerla.

    El reloj del futuro se quebró en el pasado,
    borró el recuerdo de saberla a tu lado.

    Corazón que agoniza muriendo de pena,
    no quieres que llegue la dura condena.

    Anhelas sus besos, dulces de miel,
    fundirte con ella, acariciar su piel.

    Llega el momento de sentirla cercana
    sabes que existe, no es ilusión vana.

    Os miráis a los ojos, sois el complemento
    el puzle perfecto del amor eterno.
    Un millón de besos.

  5. Anny dijo:

    Un amor verdadero que supo esperarlo tanto tiempo, dos almas que se fundieron, un Dios benevolo y un lindo cuento que nos hace creer en las almas gemelas

    Un abrazo Pedro!

    Anny

  6. Anónimo dijo:

    bello cuento Pedro..creo que “El Alma” en principio fuè una sola, luego por motivos que se nos han ocultado, fueron separadas en dos y desde entonces andan buscàndose por el ancho y largo mundo…tengo la certeza que a cada uno de nosotros nos es afìn alguien y que hay que tener el valor y el coraje de buscarlo ..no quisiera morirme sin haberme reencontrado con mi otra mitad.Gracias por el cuento.
    Besotes.
    Alcira…La Porteña.

  7. Anónimo dijo:

    que papelòn.. es esta mi primera entrada no logro reestablecer mi blog..pero soy tozuda ..insistirè ja ja como Alcira la Porteña centauro purpura. es una promesa Pedro.

Deja una reflexión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s